Cómo encontrar trabajo después de la universidad

Sofía Riesco

Uno de los principales problemas a los que se enfrentan los titulados universitarios al terminar la carrera es la poca orientación profesional que reciben para encontrar un empleo. Reunimos 7 consejos para orientarte en la búsqueda de trabajo.

imagen Cómo encontrar trabajo después de la universidad

Al salir de la universidad muchos graduados deben buscar su primer trabajo. Esta no es una tarea sencilla, ya que requiere tiempo y paciencia. Además, debido a la gran competencia y al número de titulados que salen cada año de las aulas, es posible que la búsqueda de trabajo sea algo desalentadora.

Por eso, desde Top Universities reúnen una serie de claves y estrategias que pueden ayudar a los graduados en su búsqueda de empleo. En primer lugar recomiendan dedicarse a ello al 100%, como si fuera un trabajo en sí mismo, aunque reservando un tiempo para el ocio, el descanso y la vida sana.

1. Escribir un currículum

Es el paso esencial en la búsqueda de trabajo. No solo hay que tener uno en papel, sino también recurrir a LinkedIn, por si los reclutadores quieren consultar nuestro perfil en la red. Ambos currículums deben incluir lo mismo: tanto la parte académica como la profesional. Lo recomendable es escribir una cara de un folio, o como mucho las dos, y resumir en él la formación académica, las habilidades y competencias y la experiencia laboral. Y sobre todo, no hay que irse por las ramas. Los entrevistadores dedican de 20 a 30 segundos a leer el CV, así que hay que ser directo.

2. Eventos y ferias de empleo universitarias

Asiste a los eventos profesionales y ferias de empleo que organizan las universidades. Es recomendable ir bien vestido y llevar el currículum para entregárselo a los empleadores potenciales, así como enviar posteriormente emails a quienes te hayan causado una mejor impresión. También puedes ponerte en contacto con antiguos alumnos de la universidad, ya sea a través de este tipo de eventos o de LinkedIn para ampliar tu red de contactos. A ellos les pueden consultar cómo ven el sector profesional en el que se desenvuelven, o cómo es su día a día en el trabajo. Con ello, en el mejor de los escenarios, podrás conseguir recomendaciones para un puesto de trabajo, y como mínimo obtendrás consejos útiles.

3. Prácticas en empresas

Es el primer contacto laboral que tienen los universitarios. Es una gran oportunidad para desarrollar las competencias profesionales y hacer contactos. No obstante, encontrar unas prácticas que estén bien remuneradas no es sencillo. Sin embargo, si lo consigues, tienes más posibilidades de optar a un puesto de trabajo que aquellos que han realizado prácticas no remuneradas, o simplemente no las han hecho.

Para encontrar prácticas en empresas puedes recurrir a los servicios que ofrece la universidad, o bien a tus contactos personales. También existen páginas web y aplicaciones especializadas en poner en contacto a las empresas y a quienes buscan empleo o prácticas, como Talentoteca, Job and Talent, Infoempleo, Trabajando.com o Adecco.

4. Envía correos a las empresas

Investigar los contactos de Recursos Humanos de las empresas en las que te gustaría trabajar es otro de los consejos que dan desde Top Universities. Escribirles y enviarles el currículum, o contactarles a través de LinkedIn son sus recomendaciones, así como incluir una breve carta de presentación, que equivaldría al elevator speech. En este breve discurso describes quién eres, las habilidades que posees y lo que puedes aportar a la empresa.

5. Cuida las redes sociales

A la hora de buscar empleo en un panorama digital se hace necesario revisar lo que se ha publicado en las redes sociales. Procura eliminar comentarios negativos y revisar la privacidad. Al mismo tiempo, amplía la búsqueda de contactos profesionales tanto en LinkedIn como en Twitter para estar al tanto de las novedades en el sector. Procura interactuar con los usuarios para mantener el contacto. Otra opción es crear un blog y difundir los contenidos a través de los grupos de LinkedIn.

6. La entrevista

Si has seguido estos pasos y has conseguido una entrevista de trabajo, ahora hay que saber enfrentarse a ella. Acudir con el currículum, con alguna muestra del trabajo realizado anteriormente, así como bien vestido/a son aspectos básicos. Es recomendable informarse sobre la empresa antes de acudir a la entrevista. Durante la misma, procura estar relajado/a, no ponerte nervioso/a y mantener el contacto visual con el entrevistador. Al final de la entrevista no tengas miedo en preguntar. Puedes plantear cuáles serían tus funciones o el equipo con el que trabajarías.

7. Trabajar en el extranjero

Si ya has estudiado en el extranjero no tendrás problema en trabajar también fuera. Si nunca lo has hecho, es la oportunidad perfecta para adquirir experiencia internacional. También puedes aprovechar los meses de verano para buscar empleo o prácticas en el extranjero, para así mejorar los idiomas que sepas y conocer otras culturas. Otra opción es enseñar tu idioma en otro país, para lo que se necesita un certificado.

  
Enviar por emailEnviar a un amigo

* Tu email no se mostrará en la página.

Recibe gratis noticias en tu mail
Publicidad