Uno de cada cuatro titulados de máster cobra menos de 1.000 euros al mes

Sofía Riesco

Sobrecualificación, ingresos inferiores a los 1.000 euros, poca relación entre los estudios y el empleo… Ese es el panorama al que se enfrentan los titulados de máster en España.

imagen Uno de cada cuatro titulados de máster cobra menos de 1.000 euros al mes

Uno de los objetivos que se persigue cuando se estudia un máster es mejorar la inserción laboral. Tener más y mejores oportunidades de empleo. Sin embargo, en ocasiones es difícil saber el impacto real que ha tenido el máster a la hora de mejorar las perspectivas laborales. Es por ello que el Observatorio de Empleabilidad y Empleo Universitarios, un proyecto de Fundación Bancaria "la Caixa", CRUE Universidades Españolas y la Cátedra UNESCO de Gestión y Política Universitaria de la Politécnica de Madrid, ha realizado el Barómetro de Empleabilidad y Empleo Universitarios.

Para elaborarlo se han basado en los datos obtenidos en una encuesta realizada a 6.738 personas tituladas en el curso 2013/2014 de 50 universidades españolas, tanto públicas como privadas, y también en los registros administrativos de las universidades. En total se ha analizado la situación de los titulados en 11 aspectos:

· Satisfacción de los estudios
· Satisfacción con el empleo
· Métodos de enseñanza y aprendizaje
· Expectativas laborales
· Servicios universitarios de empleo
· Competencias genéricas
· Factores relevantes en la contratación
· Ajuste entre los estudios y el empleo
· Métodos para la búsqueda de empleo
· Trayectoria y situación laboral
· Criterios para seleccionar un empleo

Analizamos los datos más destacados del informe en 11 puntos:

1. El 60% repetiría el mismo máster en la misma universidad: la gran mayoría (un 90%) volvería a hacer un máster, y de ellos el 60% escogería el mismo programa y la misma universidad. Repetirían especialmente en el área de Ciencias Sociales y Jurídicas. Los titulados en Ciencias cambiarían de universidad, mientras que los de Ingeniería y Arquitectura permanecerían en la misma institución. En cuanto a la satisfacción del máster, en una escala de 1-4, la satisfacción media es del 2,79, valorando más positivamente al profesorado que a otros aspectos. Ampliar la formación y mejorar la situación laboral son los principales motivos para realizar un máster, según la encuesta.

2. Más del 52% está satisfecho con su último empleo: casi ocho de cada diez personas (un 78,79%) declaran estar algo o muy satisfechos con su último empleo, especialmente en sus actividades y funciones y con el ambiente laboral. Con lo que menos satisfechos se encuentran es con el salario y los ingresos y con la estabilidad. No obstante, la satisfacción en el empleo aumenta tras cursar un máster, sobre todo en el aspecto del desarrollo profesional.

3. Los trabajos escritos, el principal método de enseñanza: la teoría y los conceptos son otra de las metodologías por orden de importancia, seguidas de los conocimientos prácticos, la asistencia a clase y los trabajos en grupo. La valoración que dan los titulados a estas metodologías para adquirir las competencias de la titulación es del 2,8 (en una escala de 1 a 4).

4. El 95% espera tener un empleo en los próximos 5 años: de ellos, el 65% espera que el trabajo sea estable, y dos tercios de la muestra espera poder desarrollar su carrera profesional en España. Del total de encuestados, el 76% espera que en los próximos cinco años su empleo sea adecuado a su formación. Los que se muestran más optimistas en este aspecto son los titulados en Ingeniería y Arquitectura. Los titulados en Ciencias son los que menos expectativas tienen de tener un empleo estable (un 41%) en los próximos años, al igual que en tener unos ingresos adecuados (55%).

5. Más del 56% desconocía los servicios de prácticas y empleo de su universidad: la mayoría de los/as titulados/as que conocen el servicio de prácticas y empleo de su universidad lo ha utilizado en alguna ocasión. La valoración de satisfacción de este servicio es del 2,52 en una escala de 4.

6. Las competencias específicas del máster no son necesarias en el empleo: las competencias más requeridas en un empleo son la capacidad para la resolución de problemas, adaptabilidad a nuevas situaciones y la capacidad para gestionar la presión. Por su parte, las competencias que poseen los titulados de máster son el compromiso ético en el trabajo, la capacidad para asumir responsabilidades y la autonomía e independencia.

7. A la hora de contratar vale más el grado que el máster: las competencias específicas de la titulación, así como la experiencia laboral previa son otros de los aspectos con mayor importancia a la hora de contratar. El máster tiene más peso en las titulaciones de Ciencias, en las que la experiencia, al igual que en Ciencias Sociales, tiene más importancia. Las competencias adquiridas durante las carreras de Ingeniería y Arquitectura son las que obtienen un grado de importancia mayor.

8. El 19% de los titulados de máster trabaja en algo que no está relacionado con sus estudios: un 41% afirma que los estudios de máster están totalmente relacionados con su empleo actual, frente al 15% que asegura que tiene muy poca relación y al 19% que afirma que no tiene ninguna. De hecho, existe un desajuste entre la adecuación de los estudios y el empleo antes y después de cursar el máster. Además, un 30% considera que está sobrecualificado para su puesto de trabajo, mientras que un 65% cree que su nivel de cualificación era adecuado.

9. Los portales de empleo, la opción más habitual para buscar trabajo: lo utilizan el 59% de los titulados, seguidos de la autopresentación y el contacto directo y los contactos personales. En último lugar se encuentran las asociaciones de exalumnos, los sindicatos y la promoción interna. A su vez, son los contactos personales los que resultan más efectivos a la hora de encontrar empleo, seguidos del contacto directo y los portales de empleo.

10. El 11% tiene un contrato de prácticas dos años después de haber terminado el máster: el 47% de los titulados de máster ha tenido más de un empleo; sólo el 6,7% no ha trabajado desde que terminó sus estudios. Los que han tenido un único empleo son los titulados en Ciencias y Ciencias de la Salud. El 44,84% de las personas tituladas siguió trabajando en el empleo que ya tenía cuando finalizó el máster. Quienes consiguieron un nuevo empleo lo hicieron en los primeros seis meses, aunque existe un 50% que estuvo en situación de desempleo tras el máster, y el 19% de ellos durante más de un año.

El 50% está trabajando en el sector privado, aunque existe un 11% que continúa de prácticas dos años después de haber terminado el máster, sobre todo en el área de Ciencias. A su vez, hay un 18% que cobra entre 1.200 y 1.600 euros al mes, y otro 17,8% que cobra entre 600 y 1.000 euros mensuales, especialmente las mujeres. Aunque un 42% de titulados tiene un empleo indefinido y a tiempo completo, quienes tienen contrato a media jornada afirman que no encontraron un trabajo con jornada completa.

11. El salario es lo más importante a la hora de elegir un trabajo: casi el 80% considera este factor determinante para elegir un empleo u otro, seguido de la relación con los estudios y la ubicación geográfica.

  
Enviar por emailEnviar a un amigo

* Tu email no se mostrará en la página.

Recibe gratis noticias en tu mail
Publicidad