Los titulados en Ingeniería y Arquitectura son los que tienen mejores condiciones laborales

Sofía Riesco

Cuentan con más contratos indefinidos, a tiempo completo y mejores bases de cotización a la Seguridad Social.

imagen Los titulados en Ingeniería y Arquitectura son los que tienen mejores condiciones laborales

Los titulados universitarios han mejorado su inserción laboral en los últimos cuatro años. De los egresados en el curso 2013-2014, el 72% estaba afiliado a la Seguridad Social en 2018. Más del 51% tenía un contrato indefinido y el 79% eran asalariados a tiempo completo. Estos son algunos de los datos extraídos del informe Inserción laboral de los egresados universitarios. Curso 2013-2014 realizado por el Ministerio de Ciencia, Innovación y Universidades.

Esta es la segunda edición del informe, que se publicó por última vez en 2015. Tras la implantación del Plan Bolonia, la nueva edición permite obtener datos de los primeros titulados universitarios de grado, y también de los últimos títulos de 1º y 2º ciclo a extinguir. Así, los egresados en el curso 2013-2014 fueron 233.626, tanto de Grado como de 1º y 2º ciclo. En el caso del Grado, los egresados fueron 141.415, de los que el 46% tenían un contrato indefinido y un 8% eran autónomos.

Por tipo de universidad, los titulados por las universidades privadas tenían en 2018 una mayor tasa de afiliación a la Seguridad Social: un 76% frente al 71% de los titulados en universidades públicas. En general, se puede comprobar que la tasa de afiliación aumenta según transcurren los años después de terminar los estudios. Mientras que en 2015 la tasa de afiliación era del 47%, en 2018 era del 72%.

En cuanto a los datos por sexo, se mantienen pequeñas diferencias favorables a hombres. El pasado año el 72,8% de los titulados varones estaba afiliado a la Seguridad Social, mientras que la cifra de las mujeres tituladas se situaba en el 71,9%. Por edad, los que tenían entre 31-40 años y los de 25-30 años son los grupos con mejores tasas de afiliación.

Por ramas de enseñanza, la de Ingeniería y Arquitectura es la que cuenta con mejores salidas laborales. El pasado año, el 77,7% de los egresados en una de sus titulaciones estaba afiliado a la Seguridad Social. La rama de Artes y Humanidades es la que tiene menores tasas de afiliación, un 57%. Respecto al sexo, en la rama de Ciencias, Artes y Humanidades y Ciencias de la Salud la tasa de afiliación de las mujeres supera a la de los hombres, mientras ocurre justo lo contrario en la rama de Ingeniería y Arquitectura.

En cuanto al tipo de universidad, la tasa de afiliación a la seguridad social en la universidad privada supera en prácticamente todas las ramas a la universidad pública salvo en el caso de la rama de Ciencias de la Salud en universidades públicas presenciales. La causa que provoca esta diferencia se encuentra en que existe un conjunto de titulaciones con una baja tasa de afiliación que sólo se imparten en universidades públicas.

Atendiendo al área de estudio, la de Informática es la que tiene mejores salidas laborales. Las mujeres cuentan con una mayor tasa de afiliación en el ámbito de Matemáticas y estadística, Periodismo e información y en el ámbito de la Protección del medio ambiente; mientras que los hombres tienen mayores tasas en Agricultura, ganadería y pesca, Arquitectura y construcción y Servicios personales.

Pocos autónomos y contratos fijos

El nivel de autoempleo entre los titulados universitarios, es decir, de autónomos, es reducido entre los egresados universitarios y se observa además una tendencia a la baja. Sólo el 9% de los titulados universitarios se afilia a la Seguridad Social en régimen de autónomos el primer año. Los que más optan por esta opción son los titulados en Ciencias de la Salud de universidades privadas, ya que incluye titulaciones con una alta propensión al ejercicio de la profesión por cuenta propia.

De los titulados y tituladas que están trabajando por cuenta ajena, el 51,7% lo hace con un contrato indefinido y el 48,3% restante con un contrato temporal. La temporalidad afecta de manera especial al colectivo de jóvenes menores de 25 años, con un porcentaje de contratación temporal superior al 57% en todos los tipos de universidad al primer año de egresar y superior al 49% al cuarto año. Este colectivo representa el 48% del total de egresados.

Los titulados/as en Ciencias de la Salud cuentan con un mayor porcentaje de contratos temporales, un 67%. Ocurre lo contrario para los egresados en Ingeniería y Arquitectura, donde el 67% de los contratos son indefinidos. Por sexo y rama, únicamente en la de Artes y Humanidades y Ciencias el cuarto año, el porcentaje de contratos indefinidos en el caso de las mujeres supera ligeramente al de hombres.

Respecto al tipo de jornada, el 79% de los titulados en 2013-2014 trabajaban a tiempo completo a los cuatro años de graduarse. Los egresados en Ingeniería y Arquitectura son, de nuevo, los que cuentan con mayor número de contratos a tiempo completo. Los ámbitos de Informática e Ingeniería y profesiones afines son los que obtienen, tanto en Grado como en Ciclo, los mejores resultados con un porcentaje de egresados con contrato a tiempo completo al cuarto año de más del 95%.

¿Trabajo acorde con la titulación?

El informe también hace un análisis detallado del tipo de trabajo que desempeñan los titulados universitarios. Distingue así entre grupos de cotización de titulados (formación superior), medio, no manuales (formación media) y bajo y manual (sin formación específica). Los datos revelan que el 60% realizaba trabajos acorde a su nivel de estudios, es decir, de titulado, pero un 39% realiza tareas medias y bajas respecto a su nivel educativo.

Los que más desempeñan trabajos de baja cualificación son los titulados en Artes y Humanidades y Ciencias Sociales y Jurídicas. Las titulaciones en los ámbitos de la Salud y en Veterinaria son las que están a la cabeza de empleos más acordes al nivel de estudios.

Por otro lado, la base de cotización de los titulados universitarios se situaba en 2018 en los 26.213 euros. Al cuarto año de egresar las retribuciones medias en las universidades privadas superan en todos los casos a las retribuciones medias de las universidades públicas. En relación al sexo, las retribuciones medias de los hombres son más altas que las de las mujeres en todos los casos y en todos los años de estudio.

Tomando como referencia el cuarto año después de egresar, Ciencias de la Salud se sitúa como la rama con la base media de cotización más alta en los estudios de Ciclo, con 31.199€, seguida de Ingeniería y Arquitectura con 28.802€.

  
Enviar por emailEnviar a un amigo

* Tu email no se mostrará en la página.

Recibe gratis noticias en tu mail
Publicidad