Mastermania.com

Las 10 Claves de un buen curriculum

¿Qué dice tu curriculum de ti? ¿Transmite tu valía? ¿Refleja tus habilidades? ¿Expresa cuales son tus conocimientos? ¿Tu curriculum habla bien de ti?
Tu curriculum es tu mejor aliado a la hora de buscar trabajo, pero debemos dotarle de toda la información para que resulte fácil de visualizar y atractivo para quien lo consulte.

imagen Las 10 Claves de un buen curriculum


Hacer una presentación de uno mismo, sus estudios, su experiencia laboral y sus expectativas profesionales, puede llevar un tiempo si lo explicamos verbalmente a otra persona. El problema está en ser capaces de reflejar eso mismo en un folio, y que surta los mismos efectos en quien lo lea.

Los profesionales que seleccionan en las empresas, están desbordado ante la avalancha de candidaturas que reciben para cada vacante. Ello hace que de un golpe de vista, los curriculums pasen o no a una lectura más detallada, y posteriormente lleguen a citarlos a una entrevista.



Por esta razón es importante tener en cuenta 10 claves a la hora de redactar un curriculum:

1. Conciso
El curriculum no debe excederse de dos folios (o un sólo folio si se imprime a doble cara).

2. Estructurado
Puesto que el resultado final no puede ser muy extenso, es importante estructurar bien la información y dividirla en secciones, que permitan al seleccionador, visualizar en un golpe de vista la información relevante. Por ello, las partes del curriculum son:

Datos de contacto
es imprescindible que aparezca tu teléfono e email, es evidente que si avanzas en el proceso de selección necesitarán contactar contigo. No obstante, también hay que especificar el domicilio, la fecha de nacimiento, y algún dato personal que consideres relevante (estado civil, porcentaje de minusvalía, o por ejemplo, cambio de residencia si buscas empleo fuera de tu ciudad)
Pese a que esta información es importante, no es necesario destacarla en exceso. Se suele poner en primer lugar, pero podemos jugar con los márgenes y los tamaños de letra, para que esté localizable, pero no reste protagonismo al resto de información.

Información académica
1º formación reglada
2º formación no reglada
3º idiomas
4º conocimientos informáticos

Experiencia laboral
En orden cronológico de lo más reciente a lo más antiguo, especificar: fecha de entrada y salida, nombre de la empresa, nombre del puesto y una breve descripción de tareas desempeñadas, responsabilidad y personal a cargo.

Expectativa profesional
- Indicar hacia donde queremos enfocar nuestro futuro laboral. Es evidente que tiene que coincidir con el trabajo al que se aspira, pero también es posible indicar nuestro interés en entrar en una empresa que nos permita crecer profesionalmente, aunque el puesto inicial no sea explícitamente el que más nos guste. Esa es la información que identificar en este punto.
- Especificarla disponibilidad horaria y geográfica. Si algo nos limita a horarios de mañana o tarde. Y del mismo modo, nuestra predisposición para viajar si así lo requiere la empresa.

Información adicional optativa
Algunos reclutadores valoran conocer alguna característica o hobby de los candidatos, ya que aporta información adicional. Si se es deportista, si le gusta viajar, si es extrovertido, si es organizado...o simplemente saber cómo nos describimos a nosotros mismos en un par de renglones.

3. Concreto

Como dice el refrán «lo bueno, si breve, dos veces bueno».
Debemos tener en cuenta la extensión final del curriculum. Por ello, es imprescindible que utilicemos las palabras adecuadas para describir lo que queremos decir.
No obstante, se puede crear una "versión extendida" del curriculum, con una descripción más pormenorizada de la experiencia laboral o los méritos que queramos incluir, pero NUNCA, para enviar a una candidatura. La versión extendida del Curriculum, puede servirnos de guión para preparar una entrevista de trabajo y poder dar toda la información detallada al ser preguntados; o incluso, se puede entregar en mano en una entrevista de trabajo, de manera que el entrevistador disponga de una información adicional a la que ya ha considerado relevante (puesto que hemos pasado el primer filtro).

4. Con fotografía

Por evidente que resulte, no todos los curriculums van acompañados de fotografía.
Sea cual sea nuestra imagen, es importante mostrar un aspecto cuidado y aseado.
No hay que olvidar que la fotografía vaya en sintonía con la imagen que queremos transmitir en el curriculum en conjunto, y sirva para reforzarla.

5. Sin faltas de ortografía

Las faltas de ortografía dañan la imagen del curriculum, sea cual sea nuestro perfil. Puede ser la causa de exclusión del proceso de selección. Por eso, es importante, fijarse bien antes de enviar un curriculum.

6. Orden cronológico

La experiencia laboral hay que detallarla desde lo más reciente hasta lo más antiguo. Por ello, a la hora de estructurar la información, es importante especificar las fechas de inicio y fin de cada trabajo.
Mencionar tu trayectoria profesional desde sus inicios, muestra tu afán de superación y crecimiento profesional. Explica cómo has progresado desde trabajos menos cualificados a otros de mayor cualificación o responsabilidad. Es un indicativo del tipo de empleado que eres y puedes llegar a ser en la nueva empresa: tu capacidad para asumir nuevas responsabilidades, afrontar retos o adaptarte a las necesidades de la empresa.

7. No exagerar.

Hay un refrán que dice "dime de qué presumes y te diré de qué careces". Es por ello, que no debemos exagerar, ya que genera desconfianza.
Algunas empresas, a la hora de convocar a los candidatos a una entrevista, les solicitan un informe de vida laboral, o en otros casos, el certificado académico.
Es evidente que si se ha exagerado en el curriculum, el contrastar esa información con la vida laboral o el certificado académico, podemos enfrentarnos a una situación comprometida.
Por ello, es mejor sinceridad en un curriculum.

8. Referencias

Si hay alguien que pueda hablar bien de tí en alguna de las empresas donde hayas estado, es importante indicar en el curriculum su nombre y teléfono de contacto.
A igualdad de condiciones con otros candidatos, que haya algún ex-jefe que pueda recomendarte como profesional, puede inclinar la balanza a tu favor.

9. Toda información es valiosa en un curriculum

Aunque ya hemos reiterado que el curriculum no debe ser muy extenso, no olvidemos que habla de tí: una persona que tiene actitudes, habilidades y cualidades que le hacen única.
Esa es una información que puede ayudar a mostrar que no eres un robot que sólo trabaja, sino que también destina su tiempo a hacer deporte, cuidar un familiar, desempeñar otro trabajo, estudiar un idioma, realizar un curso o cualquier otra tarea que diga algo de tí: que eres una persona inquieta, con afán de superación, competitiva, familiar, versátil, organizada, con gran sentido de la responsabilidad...

10. Coherencia de la información dentro y fuera del curriculum

Muchas empresas acuden a las redes sociales para conseguir información adicional de los candidatos. Por ello, es importante que las fotografías e información sobre tí en las redes sociales, sea acorde a la imagen que quieres proyectar en tu curriculum.
Hay quien considera esta práctica una invasión de la intimidad, pero no olvidemos que Facebook, Twitter, Linkedin o Google+, por citar algunos, son escaparates de tí: qué haces, cómo te diviertes, con quien te relacionas, qué temas te interesan... Se cuidadoso y selectivo.

   Enviar por emailEnviar a un amigo

* Tu email no se mostrará en la página.

Recibe gratis noticias en tu mail
Publicidad