¿Estaban las universidades preparadas para una situación como la del Covid-19?

Redacción

En España hay más oferta de másteres online que de grados. En general, pocas universidades estaban preparadas para un cambio a programas 100% digitales.

imagen ¿Estaban las universidades preparadas para una situación como la del Covid-19?

La pandemia del Covid-19 ha supuesto un gran reto para las instituciones de educación superior. En la mayoría de los países, los campus cerraron sus puertas y la docencia y evaluación presenciales no pudieron llevarse a cabo. Las instituciones de enseñanza superior han tenido que adoptar nuevas lógicas y dinámicas de educación, migrando la transmisión del conocimiento a una modalidad digital con rapidez y pragmatismo.

La pregunta de fondo es si las universidades estaban preparadas para afrontar un reto de tal magnitud. Para ello, U-Multirank ha intentado responder el interrogante analizando su extensa base de datos. En los resultados que se muestran no se incluyen universidades no presenciales o programas que se impartan exclusivamente de forma online, ya que lo relevante es analizar es la digitalización de los programas presenciales para ver cómo estaban preparadas las universidades para una situación como la provocada por la pandemia, en las que la docencia y evaluación en el aula se han visto imposibilitadas.

Los datos procedentes de U-Multirank sugieren que antes de la crisis del Covid-19, tanto las universidades que impartían los ámbitos de Educación, ADE y Economía como las universidades más grandes y generalistas, han sido las que con más probabilidad impartían programas online. Aunque la mayoría de las instituciones de enseñanza superior ha comprendido la relevancia estratégica de la enseñanza online, solo unas pocas estaban preparadas para ello.

En los ámbitos de Ciencia e Ingeniería, el porcentaje de programas ofrecidos completamente online es inferior al 3%. Además, los datos de U-Multirank muestran que la disponibilidad de herramientas interactivas de aprendizaje y de exámenes digitales ha sido escasa, lo que apunta que la provisión de recursos de apoyo online ha sido compleja para gran parte de las universidades.

Los datos muestran que un 60% de las universidades presenciales españolas contemplaba de alguna forma la docencia online (un 20% disponía de un plan completo con objetivos y medidas concretas y un 40% dedicaba algún apartado de plan estratégico a esta modalidad de docencia). Por otro lado, un 40% de ellas declaró no tener ningún plan a este respecto.

A su vez, se distingue una limitada oferta de los programas de enseñanza online. Los programas ofrecidos de forma completamente online suponen apenas un 2,76% de la oferta total en España. Tanto en las universidades públicas como privadas son los másteres los que se imparten de forma online de manera más habitual. Para los grados, en ambos tipos de universidades la cifra no llega siquiera al 1% del total. De forma global, tanto para los grados como para los másteres, hay un mayor porcentaje de programas online impartidos en las universidades privadas.

También se observan diferencias en cada ámbito de conocimiento. Mientras que en las Ciencias e Ingenierías el porcentaje de programas con modalidad totalmente online era menos de un 2,5%, la proporción detectada fue mayor en ámbitos como ADE, Economía, Lingüística y Ciencias de la Tierra/Geología.

A partir de los datos del Ranking CYD se puede analizar la situación de las universidades españolas sobre la modalidad de enseñanza. Así, para los 25 ámbitos presentes en el ranking destacan los programas de grado y máster impartidos de forma presencial. Por grado, los ámbitos que disponían de una mayor proporción impartida en ambas modalidades han sido Psicología, ADE, Ciencias Políticas, Historia y Sociología.

Como sucedía de forma global, hay una tendencia mayor en los másteres que en los grados a tener una modalidad online o semipresencial de los programas que se ofrecen de forma presencial. Así, para los másteres, estos porcentajes alcanzan el 37,5% en el caso de Enfermería, seguida de Educación, Trabajo Social, ADE y Sociología.

Fuente: Comunicación Fundación CYD

   Enviar por emailEnviar a un amigo

* Tu email no se mostrará en la página.

Recibe gratis noticias en tu mail
Publicidad