Mastermania.com

Tu marca personal

¿Qué dice tu nombre?

Tanto si estamos trabajando como si buscamos empleo, la imagen que proyectamos de nosotros mismos en el ámbito laboral puede ser determinante para nuestra trayectoria. Hacer del propio nombre una marca personal no es fácil, pero merece la pena, tanto si se trabaja de forma autónoma como si lo hacemos por cuenta ajena.

Si contamos con una amplia experiencia, nada mejor que dar visibilidad al “saber hacer" adquirido en el camino. Si hemos trabajado con profesionales de buena reputación o firmas relevantes, no es mala idea que nuestro nombre se asocie a ellos.
Si por el contrario llevamos pocos años trabajando, podemos hacer hincapié en aspectos relevantes de nuestra formación o en una visión innovadora del sector en el que nos movemos.

Por tierra, mar y aire

Desde el boca a boca hasta la tarjeta de visita on line, ningún canal de información sobre quiénes somos y qué sabemos hacer es irrelevante. Cuidar los contactos personales y mantenernos conectados con otros profesionales es clave cuando se trata de no pasar desapercibidos.

Hablar de networking hoy es, inevitablemente, hablar de reputación online. El perfil en redes sociales profesionales es un escaparate perfecto para mostrar nuestra experiencia laboral o nuestras habilidades. Un blog profesional puede servir para mostrar nuestra opinión sobre la actualidad del sector e incluso, si el tipo de actividad lo permite, el propio trabajo. Twitter es una herramienta excepcional para relacionarse con otros profesionales de manera abierta y transparente. Comparte información sobre “lo que se cuece" en tu sector, e incluye la tuya propia (¡ojo, no se trata de hacer spam! El exceso de ego no gusta en Internet). Conviértete en una fuente de referencia para tus compañeros, sé tan educado como lo serías en persona y tu nombre se moverá por la Red. Asiste a foros, ferias y encuentros profesionales y cuéntalo. Tendrás la oportunidad de saludar a viejos conocidos y de conocer personalmente a tus contactos "virtuales".

Como en cualquier campaña de marketing, la mejor promoción es la calidad del producto. No caigas en la tentación de vender humo. En realidad, la cosa es mucho más sencilla de lo que parece: trabaja bien y ocúpate de que se sepa. Éxito asegurado.

TAGS: Empleo
   Enviar por emailEnviar a un amigo

* Tu email no se mostrará en la página.

Recibe gratis noticias en tu mail
Publicidad