Mastermania.com

Aumenta el emprendimiento naciente y disminuye la consolidación de la actividad emprendedora en España

La Actividad Emprendedora Total (TEA) registra en España una disminución del 2% entre los años 2011 y 2012
La tasa de actividad emprendedora femenina es del 4% y la masculina del 7,3%

imagen Aumenta el emprendimiento naciente y disminuye la consolidación de la actividad emprendedora en España

Estas son algunas de la conclusiones del informe GEM España 2012, considerado el observatorio más importante sobre emprendimiento a nivel mundial, en cuya elaboración han participado La Universidad Nebrija (a través de la Cátedra de Fomento del Espíritu Emprendedor), la Fundación Xavier de Salas, el Centro Internacional Santander Emprendimiento (CISE-UCEIF) y la Red de Equipos Regionales de GEM España.

Disminuye la tasa de Actividad Emprendedora Total

La Actividad Emprendedora Total (TEA) registra una disminución del 2% entre los años 2011 y 2012 que no evitará una nueva contracción de la actividad consolidada en el año 2013. Del total de actividad emprendedora, un 25,6% se ha generado por necesidad ante la falta de alternativas de empleo por cuenta ajena. En España predomina el emprendimiento por oportunidad (72,3% del total en el 2012), pero la crisis ha tenido como efecto la duplicación de la parte generada por necesidad, evolución que se ha dado también en otros países de la Eurozona como Grecia, Irlanda o Portugal.

Sectorialmente

La actividad emprendedora del 2012 se ha distribuido sectorialmente de forma que un 52,2% son iniciativas orientadas al consumo, un 25,6% de servicios a otras empresas, un 18,4% de transformación o industriales y un 3,8% del sector extractivo o primario.
Otro rasgo positivo de la actividad emprendedora es que casi un 43% son iniciativas con empleados frente al 29,3% que hubo el año anterior. Por otro lado, aumentan un 17,8% las empresas y negocios innovadores en producto o servicio, que representan un 19,2% del total. También se registra un aumento del 52% de las que se ponen en marcha en sectores medianamente o intensivamente tecnológicos y que representan un 9,9% del total. Asimismo, en el año 2012 ha aumentado la proporción de actividades emprendedoras que exportan más del 75% de su producción, cifra que se sitúa en un 6,9% del total frente al 3,7% estimado el año anterior.
La tasa de actividad emprendedora femenina es del 4% y la masculina del 7,3%. La primera ha sufrido una disminución interanual del 11,9% y la segunda un aumento del 4,4%. Por otro lado, la tasa de actividad de los jóvenes de 18 a 35 años de edad es del 6,47%, superior a la de los adultos de 36 a 64 años de edad que arroja una cifra del 5,28%.

Contribución del Emprendimiento extranjero

En cuanto al origen de los emprendedores, la contribución del emprendimiento extranjero a la TEA española muestra una disminución interanual del 8,42%. Tomando la TEA como 100%, la contribución española a la actividad emprendedora representa un 91,1% y la extranjera un 8,7%. El colectivo extranjero sigue siendo proporcionalmente más emprendedor que el español, con una TEA algo superior al 9% frente a la española del 5,5%, si bien, el de régimen general o inmigrante está acusando en mayor medida el escenario económico adverso.
El Informe GEM 2012 completa la descripción de la actividad emprendedora analizando La tasa de actividad del entorno rural, del 5,8%, y la del entorno urbano, del 5,7%.

Disminuye la tasa de personas que vislumbran oportunidades

La población española ha visto mermada su capacidad de detectar oportunidades para emprender a lo largo de la crisis. Así, la tasa de personas que las vislumbran en el 2012 es del 13,9% de la población de 18-64 años, cuando en el 2007 era del 25%.

Crisis y emprendimiento

La crisis alienta la intención emprendedora, de forma que la tasa de personas que declaran tener el deseo de emprender en los próximos tres años no ha cesado de aumentar desde el año 2009. Actualmente, esta tasa se sitúa en un 12% de la población de 18-64 años, el valor más alto registrado desde el año 2000 en España. Aún así, nuestro país está por debajo de su capacidad emprendedora.

La falta de crédito, retrae la actividad emprendedora

La financiación y el estado del mercado son dos de las condiciones más críticas para asumir el reto de emprender. La falta de crédito, una de las fuentes de financiación más utilizadas por el emprendedor, retrae la actividad y promueve una mayor intervención de la inversión informal por parte de familiares y otros allegados.

Condiciones del entorno para emprender

El diagnóstico proporcionado por los expertos entrevistados por GEM España es algo más optimista que el obtenido en el año anterior, si bien, tan sólo “aprueban" cuatro de diecisiete conceptos evaluados. Se trata de la infraestructura física y de servicios a empresas, de la predisposición de la población a consumir productos innovadores, del apoyo a la mujer emprendedora y de la accesibilidad a infraestructura comercial y profesional para gestión de negocios emprendedores. El resto de condiciones, tales como la financiación, las políticas y programas públicos, la educación y formación emprendedora, la transferencia de I+D, la apertura del mercado interno, las normas sociales y culturales y otras, no son aprobadas por los expertos. Las condiciones más críticas son: la educación y formación emprendedora en la etapa escolar y la financiación.

Desde la universidad también se fomenta la iniciativa emprendedora entre sus estudiantes.


La Universitat Jaume I de Castellón, en el marco del IV Congreso Abierto y Virtual Castellón 2020, celebró la semana pasada una mesa redonda "Espíritu emprendedor, retos y posibilidades", donde sus ponentes han coincidido en afirmar que la administración debería facilitar la creación de iniciativas emprendedoras agilizando la burocracia, rebajando las tasas e incentivando a las empresas y a los investigadores para que pueda darse una mayor relación universidad-empresa y una mayor transferencia de conocimiento. La próxima charla, "Reforma laboral y autoempleo", está prevista el 23 de abril.

La Universidad de Alicante premia las habilidades empresariales de sus estudiantes en la III edición del juego de simulación empresarial “Management Game". Los participantes han simulado ser el equipo directivo de diferentes empresas que operan en el sector lácteo. En esta ocasión los alumnos y alumnas fueron seleccionados tras un proceso en el que se valoró tanto el número de créditos cursados como la nota media del expediente académico. El criterio elegido para determinar los ganadores del juego ha sido el beneficio empresarial acumulado al final del juego.

   Enviar por emailEnviar a un amigo

* Tu email no se mostrará en la página.

Recibe gratis noticias en tu mail
Publicidad