Mastermania.com

El camino del aula a la empresa

Un 38% de los estudiantes de FP y un 52% de los universitarios se muestran inseguros a la hora de enfrentarse al mundo laboral.

imagen El camino del aula a la empresa


19 grandes empresas han detectado que existe un déficit en la preparación de los titulados en aspectos que van desde los conocimientos específicos o la experiencia, a las competencias transversales como la gestión del estrés, habilidades directivas, capacidad de negociación o comunicación, entre otras. Por ello, se han unido para crear el Observatorio de Innovación en el Empleo (EOI) e impulsar un cambio en el mercado laboral español. Acciona, Adecco, Amadeus, Bankinter, BMW, Capgemini, Coca-Cola, Delaviuda Confectionery Group, Domecq Bodegas, EY (anteriormente Ernst & Young), IKEA, Línea Directa, L’Oréal, Mahou San Miguel, McDonald’s, Pelayo, Sephora, SEUR y Xerox son sus socios fundadores.


La primera iniciativa de este Observatorio de Innovación en el Empleo ha sido elaborar el Informe OIE sobre jóvenes y mercado laboral: el camino del aula a la empresa, presentado la semana pasada, que desvela el conflicto de estudiantes y empresas a la hora de buscar empleo, las demandas del mundo laboral, el papel de la universidad o el plan Bolonia.

La búsqueda de empleo

El 28% de los universitarios y el 39% de los estudiantes de Formación Profesional declaran saber cómo empezar a buscar empleo en su profesión.

Los estudiantes de FP muestran una actitud diferente, ya que se consideran más orientados hacia las salidas profesionales y posibles aplicaciones laborales de su formación (por la propia naturaleza de los módulos de FP focalizados a puestos concretos).

Las principales fuente de información y orientación a la hora de buscar empleo, suelen ser la familia (padres y hermanos mayores principalmente), y los grupo de padres o amigos mayores. Los estudiantes definen el papel de la universidad a este respecto con "poca organización y protocolo en la información que ofrecen", "poco cercanos", "con información muy estándar" y "poco eficientes".

Los estudiantes que participan en este informe, cifran las fuentes de asesoramiento sobre salidas profesionales y búsqueda de empleo del siguiente modo:
1º No haber recibido asesoramiento alguno: 39% estudiantes FP, 52% estudiantes universidades públicas y 34% estudiantes de universidades privadas
2º Asesoramiento de su entorno más cercano (padres, hermanos, amigos y compañeros):33% en estudiantes FP, 22% estudiantes universidades públicas y cerca del 50% de estudiantes de universidades privadas.
3º Asesoramiento de tutores y profesores: 25% estudiantes de FP, 15% estudiantes de universidades públicas y el 11% estudiantes de universidades privadas.
4º Asesoramiento en el Centro de Estudios: 1% estudiantes de FP, 10% estudiantes de universidades públicas y 10% estudiantes de universidades privadas.

La búsqueda activa de empleo, es algo que los estudiantes no inician hasta los últimos años de carrera. Sólo un 36% de los estudiantes ha mandado su CV o ha hecho entrevistas con empresas. Un porcentaje aún menor entre los estudiantes en universidades privadas, que esperan a terminar su formación para iniciar la búsqueda de empleo.

La principal herramienta utilizada para la búsqueda de empleo es Internet y las bolsas de empleo online, puesto que no requiere alta dedicación ni un conocimiento exhaustivo del mercado laboral. En el otro extremo están las oficinas de INEM (Instituto Nacional de Empleo), una herramienta que los estudiantes universitarios consideran poco práctica y desactualizada, pero que los estudiante de FP estiman prioritaria para encontrar empleo en cuanto se matriculan en un módulo.

En el otro lado del mercado laboral están las herramientas de reclutamiento que utilizan las empresas, que según revela un informe son: en primer lugar a través de la recepción de curriculums directos, en segundo lugar mediante las web de empleo de Internet, seguidos de las agencias de colocación o consultoras externas y por último a través de la colaboración directa con el servicio de empleo de la universidad o centro de formación profesional.

Las demandas del mundo laboral

Universitarios y empresas coinciden en que solo 1 de cada 4 jóvenes recibe formación completa en la universidad. Los estudiantes de FP, en cambio, tienen una mejor percepción de la formación que han recibido y un 64% de ellos considera es completa.

Casi la mitad de las empresa no encuentran determinados perfiles entre los universitarios recién titulados y el 60% opina que la formación de los estudiantes es incompleta. Según se constata en este informe, las expectativas de los estudiantes y las demandas de la empresas difieren en varios puntos: "los estudiantes creen que lo más importante para poder acceder a un puesto de trabajo son los conocimientos específicos" mientras que "para las empresas encuestadas, la formación en habilidades y capacidades es claramente insuficiente así como la formación en idiomas".

Las demandas de las empresas se concentran en tres grandes categorías: conocimientos específicos (inglés, informática y cursos complementarios), experiencia/práctica y competencias transversales.

Sólo 3 de cada 10 empresas tienen programas o formación específica para recién titulados que se han incorporado a la empresa. Sólo 2 de cada 10 empresas (grandes empresas principalmente) tienen programas "trainee". Pese a ello, los estudiantes sí creen que van a recibir formación en la empresa en la que se incorporen.

La Universidad hoy en día

Hoy día se considera la universidad como el principal agente en la formación previa al mundo laboral y se destacan de la misma aspectos tan positivo como son el facilitar formación teórica muy completa, favorecer del desarrollo de la iniciativa, autonomía y capacidad individual para tomar decisiones, aportar un método de aprendizaje diferente a las etapas anteriores, tener una labor social y potenciar la cultura del esfuerzo o la dedicación.

No obstante, para alumnos, docentes y empresas, las universidades también tiene algunas carencias que dificultan la incorporación de los jóvenes al mundo laboral, como son los enfoques demasiado teóricos, la formación generalita, la escasa enseñanza en idiomas o la poca valoración del profesorado en lo que a capacidad de motivar y transmitir conocimiento se refiere.

Para la mayoría de los participantes, el origen de los problemas de la enseñanza universitaria parte de la masificación de las aulas y la falta de enfoque profesional en la formación.

Por su parte, la percepción de las empresas es bien distinta, ya que el 58% opina que los Centros de Estudio no favorecen la relación con las empresas y el 45% considera que las titulaciones actuales NO se adecuan a sus necesidades.

El plan Bolonia

Las empresas tiene expectativas positivas, ya que confían en que pueda "rellenar los huecos" que actualmente existen entre la universidad y el mundo laboral, a través de prácticas en clase y/o en empresas, además de la formación en competencias transversales.

Los docentes lo consideran interesante en la teoría y lo interpretan como un acercamiento a los modelos anglosajones, pero inviable de implantar en el corto-medio plazo debido a la falta de recursos que sufre la universidad y a la masificación de estudiantes en la universidad pública.

Los estudiantes, en su mayoría, perciben en Plan Bolonia como una forma de encarecer la universidad y limitarla a quienes puedan pagarla, porque la asistencia obligatoria a clase impedirá que se pueda compaginar con el trabajo, algo que excluirá a los estudiantes con menos recursos.

Fuente: Informe OIE sobre jóvenes y mercado laboral: el camino del aula a la empresa y la web de Observatorio de Innovación en el Empleo, www.oie.es

   Enviar por emailEnviar a un amigo

* Tu email no se mostrará en la página.

Recibe gratis noticias en tu mail
Publicidad