Mastermania.com

¿Estudiar para ser funcionario, o empresario?

El deseo de los jóvenes españoles: ser funcionarios

Un estudio realizado por el Observatorio de Inserción Laboral de los Jóvenes 2011 Bancaja-Ivie indica que, el 56,6 por ciento de los jóvenes de entre 16 y 30 años que se inician en el mercado laboral, prefieren ser funcionarios; solo el 16,8 por ciento desea ser autónomo.

El estudio revela a su vez que algunas de las estrategias de los jóvenes para afrontar la situación actual son una planificación más activa de la carrera, la vuelta a los estudios y una mayor indiferencia en las preferencias en materia de flexibilidad laboral.

La percepción de los jóvenes sobre el mercado laboral ha empeorado y se ha producido un aumento de la inseguridad laboral. Solo el 21,4 por ciento de los jóvenes tiene una percepción positiva del mercado laboral y el 28,4 por ciento siente el riesgo de perder su puesto de trabajo.

Junto a esto, se constata un descenso del apego afectivo y emocional de los jóvenes hacia el trabajo. Este dato lo indica el descenso en la satisfacción de los jóvenes con los aspectos relacionados con las actividades del propio trabajo, sus características (pagas, condiciones laborales) y sus aspectos sociales.

Con todo, el contexto actual, unido a una mayor inseguridad laboral, hace que los jóvenes concedan una mayor importancia al trabajo. A igualdad de condiciones, el 53,7 por ciento de los jóvenes prefiere trabajar a recibir un subsidio y tan solo el 14,8 por ciento de los jóvenes optaría por la ayuda al desempleo.

Precisamente la tasa de paro entre los jóvenes sin formación y los más formados se ha distanciado. Si en 2005 apenas se superaban los 10 puntos entre las personas sin estudios y los universitarios, en 2012 se ha llegado a los 35 puntos.

Una de las conclusiones a las que llega el estudio es que la experiencia es el factor que “más influye" en la obtención de empleo, seguido de las entrevistas concertadas a través de amigos o familiares, como “la vía más eficaz para acceder a él". Además, la mayoría de los jóvenes siguen prefiriendo trabajar en su localidad, pero aumenta la predisposición a la movilidad geográfica. Uno de cada cuatro jóvenes está sobrecualificado para su puesto de trabajo.

El estudio también ha detectado que el 44 por ciento de los que abandona voluntariamente el trabajo es para volver a estudiar. Los estudios son “más valorados" y la vuelta al sistema educativo es “una estrategia ante la crisis". En este punto también ha resaltado que el aprendizaje en idiomas es una “estrategia importante" dentro de los esfuerzos por aumentar la formación.

Puedes consultar el estudio completo (PDF) en:www.ivie.es

   Enviar por emailEnviar a un amigo

* Tu email no se mostrará en la página.

Recibe gratis noticias en tu mail
Publicidad