Mastermania.com

Master en desconexión

A estas alturas del año no hay quien se salve de estar cansado. Todos necesitamos un respiro, y pasar unos días fuera de nuestro contexto habitual es el mejor balón de oxígeno.

En contra de lo que muchos creen, descansar no es sinónimo de no hacer nada. Se trata más bien de activar esa parte de nosotros que tenemos entumecida por las obligaciones diarias. Por mucho que nuestras ocupaciones –trabajo, estudios...- sean a fin de cuentas un proyecto personal, hay parcelas de nuestra vida que se ven reducidas o ignoradas por el ritmo “sprinter" o “machacón" del día a día. Sin embargo, no desaparecen. Y de vez en cuando, sobre todo en verano, nos dan un toquecito en el hombro.

Ahora que seguramente tienes planes para el próximo año, es tiempo de tumbarte a la bartola, tomar el sol y si es posible ver un poco de mundo.
Si el año te ha sabido a poco, tal vez un curso de verano (en estos el ambiente suele ser más relajado), un taller o una conferencia sean formas de dedicarle tiempo a esos temas que también te interesan y que tienes abandonados.

Leer ese libro que tienes pendiente, practicar inglés fuera de España, quedar con esos amigos para los que nunca tienes tiempo, charlar con tu padre, ir a un cine al aire libre, hacer kite-surf, ponerte moreno... ¡Ahora es el momento! Aprovecha para hacer -y dejar de hacer- lo que te dé la gana. Lo del 31 de diciembre es una gran mentira, todos sabemos que el año nuevo arranca en septiembre, y empezar descansado es empezar con buen pie.

O sea, que el verano es tiempo de cuidarse. Un alto en el camino para darte un homenaje y tomar aliento de cara al friiiío y duro invierno. No estás perdiendo el tiempo. Te estás sacando un master en desconexión.

   Enviar por emailEnviar a un amigo

* Tu email no se mostrará en la página.

Recibe gratis noticias en tu mail
Publicidad