Mastermania.com

España se coloca a la cola de la OCDE en calidad educativa

España se encuentra a la cola de los países desarrollados por el nivel de estudios de sus alumnos.Es además el único país donde los universitarios no incrementan sus probabilidades de encontrar trabajo como sucede en el resto de la OCDE. Asimismo destaca la discriminación laboral por sexos presente en este Estado, donde las mujeres, por el mismo trabajo, cobran menos que los hombres.

El informe anual de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE), Education at a Glance 2005 (Una mirada a la Educación 2005) refleja que cada vez son más los jóvenes que prolongan su etapa estudiantil en el conjunto de estos países. Sin embargo, en España un 33% no supera el bachillerato, frente al 21% de los estudiantes en el conjunto de la OCDE. España, por tanto, anda retrasada. Actualmente la media de permanencia en el sistema educativo en la OCDE es de 12 años (los necesarios para completar hasta bachillerato), mientras que en España es de 10,5 años.

España es, además, el único país donde los estudiantes no incrementan sus probabilidades de encontrar trabajo cuando están en posesión de un título universitario, tal y como sucede en el resto de la OCDE. La masificación de los estudiantes y el elevado número de licenciados son utilizadas como excusas. Sin embargo, estas causas no han afectado al resto de países desarrollados de la OCDE. En definitiva, España es uno de los pocos países de la OCDE donde el universitario sufre una devaluación económica y laboral , aparte de la existencia de una clara discriminación sexual en el trabajo.

Los puntos más destacados del informe son: el gasto educativo, las becas universitarias y la calidad docente. Respecto a la inversión en educación, España gasta anualmente por alumno (desde primaria a universidad) 4.900 euros, casi la mitad que Suiza y EE UU (9.400 euros) y lejos de la media de la OCDE (6.100 euros). A pesar de que España ha incrementado en un tercio el gasto por universitario está por debajo de la media cifrada en el estudio.

Las becas universitarias están muy lejos de igualar las ayudas de otros miembros de la OCDE. Mientras que en España los alumnos reciben en becas un 8% del total del gasto educativo público, en la OCDE es casi el doble (un 17%).

El estudio además refleja una gran diferencia con otros países en cuanto al sueldo y las horas lectivas que imparte el profesorado.

   Enviar por emailEnviar a un amigo

* Tu email no se mostrará en la página.

Recibe gratis noticias en tu mail
Publicidad